Dónde dormir cada noche era una de las cuestiones del viaje en bicicleta qué más nos quitaba el sueño. Por un lado, leímos un montón de anécdotas de otros viajeros que relataban cómo los invitaban a dormir a una casa y disfrutar de una buena cama y, por el otro lado, para nosotros eso nos parecía casi imposible por estar viajando con perros. [Nada más lejos de la realidad].

Invertimos una buena parte de nuestro presupuesto para comprar la carpa, bolsas de dormir y colchonetas porque sabíamos que estos elementos formarían parte de nuestro nuevo hogar.

Sabíamos que durante el viaje tendríamos que buscar la forma de encontrar dónde dormir gratis o a un bajo costo. Si bien nosotros tenemos una forma de generar dinero mientras viajamos, nuestra idea siempre fue vender nuestras artesanías para pagar el combustible, es decir, la comida.

[Viaje en Bicicleta] Chile

Cuatro días durmiendo en la playa Los Lilenes, Papudo.


Una de las cosas que hicimos antes de salir, fue averiguar si en las localidades donde íbamos a pasar existe un camping municipal. Por lo general, éstos son gratuitos y la mayoría tienen los servicios básicos: agua, baños y electricidad.

Un consejo sumamente importante: en los campings municipales, no importa que salga agua de la canilla, preguntá si es potable (si es apta para consumo humano) porque en lugares de la provincia de Buenos Aires, La Pampa y San Luis no lo es. Tiene alto contenido de arsénico. Estas localidades, por lo general, tienen un lugar puesto por la Municipalidad donde ir a cargar botellas y bidones con agua potable.

Otro consejo, que aprendimos, si preguntas si es potable y te dicen que si, pregunta si ellos la toman o comprar la embotellada. Si eligen la segunda opción y vos bebes la de la canilla (grifo o llave, según el país), días u horas después entenderás por qué.

Más abajo vamos a compartir el listado de campings municipales que averiguamos y a los que fuimos.

Otra opción son las comunidades a nivel mundial donde se intercambia hospedaje. Nosotros conocemos y participamos en dos: Couchsurfing y WarmShowers.

Couchsurfing.org (en español sería “surfeando sofás o sillones”) es una de las principales redes de hospedaje a nivel mundial. Allí encontrarás anfitriones (hosts), personas que solidariamente ofrecen, ya sea, un sillón, una cama o un lugar donde poner la bolsa de dormir, para que viajeros (surfers) puedan alojarse de forma gratuita.

También existe la opción de ofrecer una cena o una salida para las personas que no tienen un lugar para recibir personas pero que quieren compartir un buen momento con viajeros.

Lo más importante es crearte un perfil, completarlo bien. Subir fotos, explicar de qué se trata tu viaje o, si podes hospedar viajeros, poner las condiciones (el tiempo de estadía, cuántas personas, etc). Luego de esto, podrás ingresar en la red para buscar posibles anfitriones y enviarles un mensaje consultando si pueden alojarte.

[Viaje en Bicicleta] Chile

A Eduardo le envíamos un mensaje a través de WarmShowers y nos recibió con los brazos abiertos junto a Gino.

WarmShowers.org (la traducción es “duchas calientes”) es una comunidad de hospedaje pero únicamente para cicloturistas.

Al igual que Couchsurfing, tanto los anfitriones como los viajeros en bicicleta se crean un perfil con todos sus datos para después, a través de un mapa, buscar hospedaje que puede ser una cama o un lugar para armar la carpa.

En ambas comunidades no se pide dinero para que te hospeden pero no significa que ir a la casa de un anfitrión es ir a un hotel gratis. Ambas redes lo que buscan es un intercambio cultural, que tanto el viajero conozca las costumbres del lugar que visita como para el que hospeda viajar desde su casa con las anécdotas e historias de quien recibe.

Uno puede retribuir la hospitalidad a través de la ayuda en los quehaceres de la casa, haciendo una comida típica, regalando alguna artesanía o compartiendo conocimientos (nosotros hemos enseñado macramé, por ejemplo).

[Viaje en Bicicleta] Chile

También volvimos a dormir dentro de un motorhome.

Somos sinceros. Nosotros siempre pensamos que sería casi imposible que nos reciban en una casa viajando con Pioja y Pumba. Veíamos más viable la posibilidad de que nos den un espacio para armar la carpa a que nos abran las puertas de su casa.

Pero, por suerte, el camino nos demostró cuán equivocados estábamos. Hemos enviado mensajes y avisando que viajamos con perros y, si bien hay personas que nos dijeron que no podían recibirnos con ellas (porque tienen gato o porque viven con los padres y no lo aceptan) fueron más quienes nos ofrecieron alojarnos.

En estos casos, como Pioja y Pumba están acostumbradas a dormir con nosotros, dormimos poniendo nuestras bolsas de dormir arriba del colchón. Por los pelos, por el olor y, por sobre todo, por respeto.

[Viaje en Bicicleta] Mendoza

Melisa nos recibió en Casa Boho. Un Bed and Breakfast encantador.

Esto lo hacemos siempre cuando en el camino nos cruzamos con personas que nos abren las puertas de sus casas (o de sus oficinas de trabajo) para compartir con ellos nuestro viaje y nos ofrecen una cama para que podamos descansar.

Otra opción que conocíamos pero que, por lo mismo que venimos contando, creíamos que no iba a ser posible en nuestro caso, es pedir un lugar para armar la carpa en el cuarteles de bomberos, en comisarías, etc.

La primera vez que dormimos en un cuartel de bomberos fue en Ameghino. Nosotros no lo buscamos, se dio. Muchos nos decían que es común que reciban a los viajeros y ellos nos contaron de las veces que alojaron a ciclistas.

[Viaje en Bicicleta] Buenos Aires

Con los Bomberos Voluntarios de Ameghino

No fue hasta en Curacavi, en Chile, que nos animamos a ir y pedir para armar la carpa en el patio. A los minutos, luego de consultar con los jefes, nos avisan que podíamos quedarnos pero no hacía falta armar la carpa, qué en la sala de estar había sillones para descansar un poco mejor.

Y desde ese día, perdimos el miedo y la vergüenza a pedir un lugar dónde dormir y descubrimos que la hospitalidad de las personas es enorme. Y seguimos confirmando que lo más lindo de viajar es compartir y conocer los lugares a través de las personas que viven allí.

[Viaje en Bicicleta] Chile

Con los Bomberos Voluntarios de La Ligua

Otra alternativa es pedir permiso armar la carpa detrás de las estaciones de servicio. Lo que si, en este caso tengan mucho cuidado el lugar que eligen. Los playones detrás de las gasolineras suelen ser usadas por los camioneros para estacionar y pasar la noche y llegan hasta pasada la medianoche.

“Mejor prevenir que curar” dicen los abuelos y con esto, lo que queremos decir, es que busquen un lugar donde no pueda estacionar un camión o que, por lo menos, si entra de noche, la carpa sea súper visible.

[Viaje en Bicicleta] Buenos Aires

Atrás de la estación de servicios en Suipacha.

Al día de hoy tenemos pendiente el dormir en la ruta. Una oportunidad que tuvimos fue el trayecto desde Unión, en San Luis, hasta General Alvear en Mendoza. Una distancia de casi 160 kilómetros. A los 60 kilómetros de Unión hay un pueblo que es el límite entre las dos provincias. Después, todos aseguran que no hay nada de nada.

Cuando creíamos que sería nuestra primera noche durmiendo en la ruta, encontramos una casita donde nos dejaron armar la carpa debajo de un techo (por suerte, esa noche llovió y amenazaba con granizar).

 

[Viaje en Bicicleta] Buenos Aires

En Chivilcoy dormimos en la oficina del Director de Deportes.

Tenemos en cuenta otros lugares donde ir a pedir permiso para que nos presten un lugar donde dormir. Estos, además de los que ya nombramos, son:

  • Policía
  • Iglesias
  • Club deportivos / Polideportivos
  • Escuelas

A 15 kilómetros de llegar a Junin, sobre la Ruta 7 donde se encuentra la estación de servicios, llegamos muy cansados luego de un día de mucho viento y más de 35 grados de calor. Como no estaba permitido pernoctar en el área de la gasolinera, fuimos en frente a pedirle permiso al policía que se encuentra en el Paraje La Agraria, para armar la carpa en el jardín de la comisaría de ruta. Por suerte, acepto.

 

A continuación compartimos los campings en los que hemos estado. Algunos son pagos, nosotros al llegar y contar de nuestro viaje no nos han cobrado, pero lo aclaramos porque no sabemos si estarán las mismas personas.

También hay que tener en cuenta que en muchos hemos estado en temporada baja y solo está el de seguridad que no tiene problema que tires la carpa por un día a cambio de escuchar historias de tu viaje.

 

Listado de campings

 

Buenos Aires

[expand title=”Mercedes”]Desde la Ruta 5, el camping se encuentra luego de cruzar toda la ciudad. Es más un parque donde ir a pasar el fin de semana que un camping municipal. Se cobra entrada. No hay proveeduría. En el sector donde estábamos, había un solo poste con enchufe y el mismo estaba en altura. Los baños estaban descuidados, no había agua caliente. Pero, pudimos comprobar, el agua es potable.

Por las Rutas del Mundo en Bici - Buenos Aires
[/expand]

[expand title=”Suipacha”] Este camping es completamente agreste. Se encuentra a 8 kilómetros antes de la ciudad (si uno viene desde Mercedes). De hecho, la forma de acceder es pedaleando por rutas internas de tierra (casi de arena).

Por las Rutas del Mundo en Bici - Buenos Aires

Es un lugar lindo para acampar. Dentro del predio corre un río. Hay una construcción abandonada. Pero no tiene ningún servicio. Bueno, salvo que pienses como servicio a la posibilidad de armar la carpa debajo de la casa en caso de lluvia. [/expand]

[expand title=”Chivilcoy”] El parque Lacunario “La Martija” se encuentra a 11 kilómetros del centro de Chivilcoy. Exactamente a 500 metros del cruce entre la Ruta 51 y la Ruta 30.
Al igual que Mercedes, es más para ir a disfrutar los fines de semanas, pero tiene todos los servicios: baños con ducha caliente, electricidad, wifi en algunas partes.
¡Ojo! En temporada de verano, que tiene una pileta, el lugar es pago. [/expand]

[expand title=”Junin”]Cuando llegamos a la ciudad estaba a punto de llover. Con mucho viento cruzado, nos dabamos cuenta que sería una tormenta importante.

Habíamos averiguado que existen varios campings cerca de las lagunas y, sin conocer los precios, fuimos hasta un camping que nos aseguraron que aceptan mascotas. Cuando llegamos, ya teníamos la tormenta encima. Si no, nos hubiéramos ido porque esa única noche que nos quedamos nos costó $140 ($80 la carpa + $30 cada uno, por suerte los perros no pagan).

[Viaje en Bicicleta] Buenos Aires

Lo único positivo es que nos dijeron que, como iba a llover mucho y el lugar se podía inundar, nos ofrecieron quedarnos en uno de los vestuarios de damas.[/expand]

[expand title=”Lincoln”]En este pueblo se encuentra “El Parque”. Es un polideportivo y camping de lujo. Parrillas con electricidad y luz. Baños con agua caliente. Todas las instalaciones muy bien cuidadas.
Para poder acampar te cobran $20 cada uno. No es caro el precio por los servicios que brinda. Inclusive hay personal de seguridad.[/expand]

[expand title=”General Pinto”]A pocos metros de la entrada a General Pinto se encuentra el parque municipal Mariano Carras. Si bien, también es usado como polideportivo (tiene pileta, cancha de fútbol y vóley) está en muy buenas condiciones.

Tiene dos o tres quinchos con electricidad, agua potable. Los baños están cuidados. Cuando nosotros estuvimos (octubre 2014) la caldera estaba rota y no había agua caliente.
No tiene proveeduría, pero el pueblo está a dos o tres kilómetros para ir a comprar.

[Viaje en Bicicleta] Buenos Aires

Cuando estuvimos, llovió cuatro días seguidos y nos permitieron armar la carpa dentro del quincho que funciona de proveeduría en el verano.
[/expand]

[expand title=”General Villegas”]Es muy lindo el predio del polideportivo. Tiene quinchos con electricidad, hay baños pero el agua no es potable y, al igual que nos pasó en Gral Pinto, no funcionaba el termotanque para que haya agua caliente.

No hay proveeduría dentro, pero a dos cuadras hay una despensa completa. Para conseguir agua potable, les van a decir que tienen comprar los bidones, pero si hablan con los encargados, seguro les van a convidar del que traen para ellos.[/expand]

 

La Pampa

[expand title=”Bernando Larroude”]En esta localidad, por favor, no tomen el agua. La Municipalidad tiene un espacio para ir a buscar agua potable. Hago hincapié porque en este lugar, el agua está tan contaminada que ni siquiera hace espuma con el jabón para bañarse o lavar ropa. Es como estar en el mar.

Es un camping y polideportivo que tiene muchos quinchos, con electricidad y parrillas. Tiene dos tipos de baños: los que están en buen estado y solo están abiertos cuando viene el cuidador y los otros que ya se imaginarán como están. Los primeros son los que tiene agua caliente para bañarse pero será como querer hacerlo con agua de mar.

Al fondo, hay unas habitaciones privadas. Si se ubican en los quinchos cercanos, tendrán wifi. La clave es el número de teléfono que está en la puerta de la administración. 😉
El precio por noche es de $15. Pero la señora que cuidaba nos dijo que estaban por aumentar, así que no sabemos cuánto estará ahora.[/expand]

[expand title=”Realicó”]El camping y polideportivo tiene tres quinchos con electricidad, hay wifi gratis de buena calidad. Tiene baños en buen estado. No tiene agua caliente (aunque nos aseguraron que sí) y, si bien te dicen que el agua se puede tomar, no confíen. En el pueblo hay una planta potabilizadora para ir a buscar de forma gratuita agua apta el consumo humano.[/expand]

[expand title=”Rancul”]Es un camping y polideportivo. Se usa mucho para ir el fin de semana. Solamente en dos postes hay enchufe. Tiene luz. Y, cuando nosotros fuimos, como no era temporada de pileta, no estaban abiertos los baños. El agua dicen que es potable y, a diferencia de las que veníamos tomando, parece que es así por el gusto (las que tienen arsénico tienen un gusto salado).
[Viaje en Bicicleta] La Pampa
[/expand]

 

Mendoza

[expand title=”Bowen”]El polideportivo de Bowen no es para camping. Tiene quinchos con luz y electricidad. El agua es potable. Hay baños (sin ducha) pero nosotros nos enteramos, con la carpa ya armada, que no se podía acampar. Por suerte nos dejaron pasar la noche y al otro día irnos.
De todas formas, lo mencionamos para que sepan que hay un lugar a donde ir en caso de que no tengan otra opción. Pero tampoco vayan confiados.[/expand]

[expand title=”General Alvear”]Otro camping que hoy nos arrepentimos de haber pagado. Pero la culpa fue, en parte, nuestra falta de planificación. Llegamos a General Alvear con el último rayo de sol. A las tres primeras personas que les preguntamos cómo llegar al polideportivo (donde en internet figura tener un área de camping) y los tres nos mencionaron la posibilidad de que nos roben porque la ciudad se había puesto muy peligrosa.

Cuando llegamos al polideportivo, nos enteramos que no se puede acampar. Eran las diez de la noche y ya teníamos un poco de miedo por los comentarios tan desafortunados sobre la inseguridad. Nos fijamos en un folleto que teníamos por otro camping y llamamos para averiguar si podíamos ingresar a esa hora.
En resumen, un poco por la falsa información que hay en internet y otro poco por llegar de noche a una ciudad, una noche en carpa nos costó $110 (pesos argentinos).[/expand]

[expand title=”Pareditas”]En la entrada del pueblo está el polideportivo. No está preparado para acampar, pero hay espacio para armar la carpa por una noche. Tiene baños en donde hay enchufes (en caso de tener que cargar algún aparato) y el agua es potable.[/expand]

 

A medida que vayamos ganando más experiencias y encontrando nuevos lugares donde dormir gratis, o en lo posible a bajo costo, lo iremos publicando y compartiendo en esta publicación.