“¿Por qué viajan con perros?” fue la pregunta que más nos hicieron en todos los viajes que hicimos. 

por que viajan con perros o por que viajamos con pioja y pumba

Esta publicación está inspirada en el post del blog amigo “Cualquier Otra Parte”
que se titula ¿No era mejor viajar sin el perro?”.

 

Como ya afirmé en varias oportunidades, nunca estuvo en duda que Pioja y Pumba viajen con nosotros.

Son parte de la familia. ¿Cómo pensaríamos no incluirlas en nuestros planes y proyectos de vida?

Se tiene la idea de que viajar con perros es difícil o, incluso, imposible.

En casi cuatro de años de estar viajando, rompimos un poco el mito de no poder dormir en ningún lado cuando se viaja con perros. Es verdad que no en todos los lugares se puede, pero de cuatro opciones, alguna vas a encontrar.

Pero en esta oportunidad no quiero contarles cómo viajar con perros, quiero transmitirles el por qué viajamos con Pioja y Pumba.

Atención: es un post con muchas imágenes, lo mejor es que dejes cargar la página unos segundos antes de bajar rápido a ver todas las lindas fotos.

 

 

¿Por qué viajar con perros?

Porque me hubiera quedado demasiado grande el asiento. 

 

“¿Por qué viajan con los perros?” nos preguntan…

…y no se imaginan que las playas no serían lo mismo sin ellas.

 

Porque me encanta verla a Pioja investigar todo.

 

Y a Pumba también.

 

Llegar a las playas no hubiera sido lo mismo si no nos preguntábamos que estarían sintiendo Pioja y Pumba al encontrarse con el olor a mar.

 

…o con el olor a montaña.

 

Porque son la mejor compañía en cualquier momento.

por-las-rutas-del-mundo-viajar-con-perros-es-estar-acompanado-siempre

 

Aunque parezca que tengan otras intenciones

y te pongan la mejor cara de “yo no fui”.

por-las-rutas-del-mundo-pumba-con-cara-de-no-fui

 

¿Por qué viajamos con los perras?

Porque son un excelente despertador.

¿No lo probaste todavía?

por-las-rutas-del-mundo-viajar-con-perros-y-que-te-despierten

 

Los viernes de siluetas no serían lo mismo.

[Solo para fanáticos de Los Simpson]

por-las-rutas-del-mundo-viernes-de-siluetas-con-tu-perro

 

Viajamos con perros porque te dicen que es imposible y terminás uniendo más de 2000 kilómetros en solo 30 horas… ¡haciendo dedo!

por-las-rutas-del-mundo-viajar-con-perros-haciendo-dedo

 

Las hamacas paraguayas no se disfrutarían igual… 

 

No nos pregunten cómo, pero ellas, el primer día que armamos la carpa, ya sabían que ese era su nuevo hogar y eligieron bastante bien sus lugares.

 

¿Viajar con un perro y en carpa? ¡Están locos!

 Todas las veces que nos tocó pasar más de un día encerrados en la carpa a causa de la lluvia, las únicas dos que se lo tomaron bien y disfrutaron fueron Pioja y Pumba.

 

Aparte… ¿Cómo haríamos para que no se vuelen los aislantes si viajáramos sin Pumba?

por-las-rutas-del-mundo-viajar-con-tu-perro-y-recibis-ayuda

 

Y que me disculpe la madre naturaleza, pero el paisaje es más lindo con ellas

 

Porque se adaptaron a viajar en motorhome y luego a viajar en bicicleta.

 

Y  también se acomodaron cuando les presentamos el “salchimóvil”.

por-las-rutas-del-mundo-perros-en-bicicleta-con-carrito

 

Y cuando nos dieron ganas de experimentar y viajar en kombi…

¡También hicieron suyo el lugar!

por-las-rutas-del-mundo-viajar-en-kombi-con-perros

 

¿Saben qué es lo  realmente “malo” de viajar con perros?

¡El querer que salgan mirando a la cámara!

por-las-rutas-del-mundo-pioja-y-pumba-viajando-en-bicicleta-con-un-carrito

 

Pero también uno puede captar momentos increíbles…

 

¿Por qué viajar acompañado de tu amigo fiel?

¡Porque te banca en todas!

 

¿Ya les dije que las playas no son lo mismo sin Pioja y Pumba?

 

“¿Pero viajar con los perros no es más difícil?”

 

¿Saben qué es lo realmente difícil?

Viajar sin ellas.

 

Las veces que hemos hecho viajes sin las perras, las extrañamos mucho y nos la pasamos diciendo “si Pioja estuviera acá”, “si Pumba viera esto” y no lo disfrutamos de la misma manera.

Por eso, frente a la pregunte de por qué viajan con los perros, ya saben cuál es mi respuesta.

¿Vos qué pensás?

 

 

El 12 de octubre de 2016, Pioja se hizo eterna. Se fue a viajar por otras rutas hasta que llegue el momento de reencontrarnos.
“Que no se te pase” es una reflexión que escribí. Un homenaje para ella. Una carta para todos.

 

¿Te gusta viajar?

Escribí tu nombre y email para unirte a nuestra lista de correo para recibir más historias de viajes e información útil.

¡Ya estás dentro de nuestra lista de correo!

Pin It on Pinterest