La mayoría piensa que estar cumpliendo el sueño de viajar significa que todo lo que te ocurra fue, es y será de maravilla. Lamento desilusionarlos pero no es así.

Viajando suceden situaciones de todo tipo: difíciles, sorpresivas, felices, complicadas, de esas que no podes controlar, de esas que no sabes cómo controlar.

Viajar es una de las tantas formas de vida que existen. Significa que te pueden pasar lo mismo que cuando estas quieto en una ciudad. Entender eso fue lo que me motivó a escribir por qué no hay tener miedo a viajar.

Desde que empecé a viajar con la ilusión de dar la vuelta al mundo, atravesé un montón de situaciones difíciles. 

No estoy diciendo que voy a abandonar mis sueños. Sigo con la misma energía y fuerza puesta en buscar el vivir haciendo lo que me gusta, lo que me hace bien.

Uno de mis vicios digitales es Pinterest, la red social considerada “catalogo de ideas”. Puedo pasarme dos horas sin darme cuenta saltando de “pin” en “pin”.

Por eso no me sorprende estar leyendo tantas frases. Se que es porque estoy en uno de los momentos difíciles del viaje (y de la vida también). 

Como se que a muchas personas les gustan estas imágenes con frases inspiradoras, decidí seleccionar las 12 frases que más me gustan, y que esperemos, también te ayuden si estás en uno momento difícil (de un viaje o de la vida).

 


 

¿Te estás preguntando cómo hicieron los demás para triunfar?
¿O estás planteando si el triunfo de los demás es porque no tuvieron momentos difíciles?

 

Cuando sientas que el camino que planeaste se encuentra lleno de obstáculos.

 

Cuando empieces a dudar de qué estás haciendo, por qué y todas esas preguntas difíciles, ten presente esta frase.

 

No están saliendo las cosas como esperabas y estás pensando en abandonar. ¿Estás seguro?

 

¿Te sentís en el medio de un huracán? No te asustes. Es algo bueno.

 

Para los momentos en que los pienses que el éxito es algo muy lejano.

 

¿Sientes que no estás logrando lo que te proponías hacer porque las cosas han estado cambiando demasiado?

 

¿Estás dudando de seguir porque todo te hace pensar que, por ser muy difícil, no podrás o es imposible realizarlo?

 

 

Si más de tres veces en el día te escuchas preguntando en voz alta “¿por qué todo tiene que ser tan difícil?”, aquí tienes la respuesta.

 

 

¿Tenías un plan para llegar a tu objetivo y ese plan no está funcionando como te imaginaste? No te preocupes, en serio.

 

En la vida siempre habrá momentos difíciles, pero no por eso debes frenarte.

 

Y la última es siempre la mejor.
No voy a hacer ninguna introducción porque no lo necesita.


No puedo decirte que cuando te propongas cumplir tu sueño, sea cual sea, no te van a suceder situaciones adversas o no atraveserás momentos difíciles. Pero lo que si deseo es que puedas afrontarlos y seguir adelante.

Una de las cosas que aprendí en estos últimos meses es que “el problema no son los momentos difíciles, sino los planes que no incluían momentos difíciles”.

 

Diciembre 2016

Este año ha sido uno de los más duros que me tocó vivir en los últimos años. La enfermedad de Pioja y su desenlace (es algo que me va a llevar tiempo reponerme). La separación con Ale. Mudarme más de cinco veces. No reconocerme en mi cuerpo. Reencontrarme conmigo, a solas.

En fin, dije que no iba a hacer un balance de este año. Lo único que siento es que fue muy duro. 

Tengo más frases que fui utilizando como mantras a lo largo de este 2016 y quería compartirlas con vos.

Los viajes no son solo para encontrar lugares o conocer personas. A veces son para reconocerse y reencontrarse con uno mismo.

 

¿Cuántas veces le echaste la culpa algo externo por las cosas que te suceden? Es hora de aceptar que somos responsables de lo que elegimos.

 

¿Qué es la felicidad? ¿Cuántas veces intentaste contestar esa pregunta?

 

¿Uno es feliz cuando no pasa por momentos difíciles en un viaje o en la vida? ¿Qué es la vida “perfecta”? ¿Perfecto es aceptar las cosas como son?

 

Volver a empezar. Siempre.

 

 

Te confieso que esta última frase inspiradora fue mi gran mantra en los últimos meses. Porque sí. Porque es verdad que me dio hasta miedo encontrarme con este proyecto que lo habíamos empezado entre cuatro y ahora somos dos. Y todavía me asaltan las preguntas. “¿Por dónde empiezo? ¿Cómo sigo? ¿Qué hago?”.

Pero lo importante es seguir. Es volver a intentar una y otra vez. Siempre.