La copa menstrual. Su nombre no tiene mucho misterio. Se trata un producto para mujeres en periodo menstrual. Cuando me cruzaba con mujeres aparecía la típica pregunta: “¿cómo haces para viajar cuando estás con el período?”. Algunas me comentaron sobre la copa menstrual y lo práctico, cómodo e higiénico de su uso. Sumando su beneficio ecológico y económico. Así la conocí.

Pero vamos por partes. Porque si nunca escuchaste o leíste sobre la copa menstrual, debes tener muchas preguntas.

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest

 

¿Qué es la copa menstrual?

Es un producto para utilizar en los períodos menstruales. La función es parecida a la de los tampones pero con un gran “pequeño” detalle. La copa menstrual recoge mientras que los tampones absorben. ¿Por qué hago hincapié en esto? Porque hay estudios que mencionan los riegos del uso del tampón y el SST (Síndrome Shock Tóxico) y la copa menstrual no tiene este riesgo.

 

¿Cómo se usa?

Beneficios de usar la copa menstrual

Al principio te comenté los beneficios que tiene utilizar copa menstrual en los períodos femeninos.

  • Cómoda porque podes ir vaciándola cada 12 horas (como máximo) y dependiendo de los días y de cada mujer. Además, si ya tenes cancha para usarla y está bien colocada, ¡ni te acordas que la tenes!
  • Práctica porque es ideal para usarla mientras haces deportes. También para dormir (por esto de que puedes tenerla hasta 12 horas puesta).
  • Económica porque, si bien representa una inversión cuando la compras, dura entre 5 y 10 años. ¡Hace la cuenta de cuánto te ahorras de toallitas y/o tampones!
  • Ecológica por lo mismo que comenté en el punto anterior. Las toallitas y tampones generan más de 3 millones de kilos de basura por año. ¡Sí! ¡Por año! Con la copa menstrual reducimos significamente ese número.

 

¿Por qué uso la copa menstrual MeLuna®?

  • Porque no es de silicona sino de un material anti-alérgico (TPE: elastómero termoplástico medicinal).
  • Porque no está testeada en animales.

 

¿Cómo hice para tener una copa menstrual MeLuna®?

Cuando comencé a leer sobre la copa menstrual lo primero que decreté es que quería una. En Argentina vendían una pero estaba testeada en animales, así que la descarté. Tenía que comprar la copa menstrual MeLuna por internet y que me la manden por correo. Pero estaba viajando y no tenía una dirección fija como para pedirla (o eso creía). Entonces, desistí y lo dejé para cuando volviese a Buenos Aires.

Un día estaba por Facebook y ví que Laura de De Libros y Viajes compartió un post sobre la copa menstrual e hizo un sorteo patrocinado por MeLuna de dos unidades con envío gratis a cualquier parte del mundo. Y, en ese momento, dije “si me la gano, hago que me la envíen a la casa de mi mamá y cuando vaya a visitarla la busco” (no se porqué no se me ocurrió antes).

Y así fue. Fui una de las ganadoras. Entre al sitio de MeLuna, elegí según mi talle, características y de color azul porque es mi color preferido y me lo enviaron sin cargo. Solo tuve que pagar $40 en la aduana para retirarlo.

 

¿Cómo usar la copa menstrual mientras viajas en bicicleta?

Esta pregunta es clave. Lo ideal sería poder vaciarla en un baño con agua a disposición. Pero si estás en la ruta no siempre sucede (salvo que encuentres una estación de servicio).

Si debes cambiarla y estás en la ruta, ese día reservate una botellita de agua para limpiarla al vaciarla y tene a mano pañuelitos o toallitas húmedas para limpiarte.

Con respecto al lavado antes y después de usarla, llevate un jarrito chiquito exclusivo para lavar la copa menstrual. También se venden unas pastillas desinfectantes. Entonces, ya no precisarías hervirla antes de usarla, sino que en un vaso con agua y problema resuelto.

¿Cómo usar la copa menstrual sino viajo en bicicleta?

¡De la misma forma que comenté en el punto arriba! La diferencia es que no vas a tener que andar atenta a buscar “el” árbol o arbusto ideal para ese momento. Sí es verdad que no todos los baños públicos tienen agua, así que el consejo de la botellita de agua y toallitas húmedas también va para vos.

 

Recomendación importante: consultá con tu ginecólogo/a ante cualquier inquietud.
Gracias a MeLuna Argentina por permitirme compartir su material.

¿Te gusta viajar?

Escribí tu nombre y email para unirte a nuestra lista de correo para recibir más historias de viajes e información útil.

¡Ya estás dentro de nuestra lista de correo!

Pin It on Pinterest

Shares
Share This