Puerto Madryn

Llegamos a la ciudad que fue un poco la inspiradora al cambio de nuestras vidas con una carga emocional enorme y con mucha fe de que grandes cosas iban a seguir ocurriendo.

Seguimos aprendiendo que las cosas suceden por algo y que uno propone y el universo dispone.

Luego de estar un buen rato buscando donde estacionar, encontramos un hueco en la Av. Roca, una de las avenidas principales de la ciudad. Justo delante de un hotel de 5 estrellas. Eso es lo loco, teníamos la misma vista (o mejor) que los huéspedes del hotel pero sin pagar una fortuna. Y sin pagar el estacionamiento gracias a Solcito que se enganchó desde el primer momento con el viaje y hasta nos regalo un dibujit. Ojo, no dejo de prestar atención a su trabajo.

Creíamos que este destino iba a ser el mejor para vender nuestras artesanías pero los primeros días no demostraron lo mismo. Lo bueno es que me propusieron trabajar 2 días en una panchería y con eso salvamos la semana.

Nos estaban esperando desde hace tiempo Tory y Darío, dos futuros viajeros en busca de su motor. Nos recibieron excelente y nos hicieron sentir en casa toda nuestra estadía, la primera y la segunda.

Todas las personas a las que conocemos es por algo. Alguna conexión existe. Y siempre es así. Lo importante es estar atento para poder ver la conexión y aprovecharla al máximo.

Cuando estuvimos deprimidos por la baja venta, aparecieron quienes nos dieron animo y nos inflaron la autoestima, tanto que revertimos la situación: Guillermo, Nazarena, los payasos Jonatan y Sergio que lograron sacarnos una sonrisa un sábado a las 8:30 de la mañana cuando estábamos bajoneados.

Fue muy interesante el intercambio que hubo con gente de otros países de otro continente: franceses, italianos, alemanes… a pesar de la dificultad de no hablar un idioma en común, logramos hacernos entender y pasar un muy buen momento. Y que la frase “una mas y nos vamos” es mundial.

Nos conectamos con la naturaleza en los 4 días y 3 noches que pasamos en El Doradillo. Fue llegar y sentarnos a apreciar lo maravilloso de este lugar mágico, no solo lo visual, todos los sentidos estaban despiertos disfrutando. Lo mejor fue confundir el ruido de la cola de las ballenas contra el mar con el ruido de un “martillazo” que nos despertó de una siesta malhumorados preguntando quien podría estar haciendo ese ruido en este lugar y eran las dueñas, las ballenas. La primera noche estuvimos hasta tarde escuchando los “martillazos” y como se llamaban entre ellas.

 

Fue hermoso estar allí, sentados tomando mate mirando al mar, haciendo pulseras y disfrutando del paisaje. Veíamos como autos llegaban a alta velocidad, bajaban y corrían a la playa, se quedaban dos minutos observando, no aparecía ninguna y se volvían a subir al auto que se iba a alta velocidad a la siguiente playa. Y nosotros dos minutos antes de que llegaran estaban en frente nuestro y dos minutos después de que se iban volvían a aparecer. Así es la naturaleza, no es un zoológico donde las ballenas aparecen para que vos las veas. Es su hábitat, su casa y ellas te dejan pasar y apreciarlas si quieren.

Cuando quisimos partir de El Doradillo nos encontramos con que El Forastero no tenia batería, no teníamos los cables adecuados para hacer puente con la batería secundaria y el grupo electrógeno se rompió (falla de fabrica a 7 meses de haberlo comprado, eso es suerte!). Durante nuestra estadía no tuvimos casi nada de señal de celular, pero en ese momento nos dejo mandar el mensaje de SOS y Sergio (el hno de Darío) nos vino a rescatar. Así fue que nos recibieron en su casa por segunda vez!.

Dique Florentino Ameghino

 

Estábamos con la idea de ir a Playa Unión para ver si podíamos vender artesanías para seguir ruta, pero el día anterior nos dijeron que vayamos al Dique Florentino Ameghino. No estaba en nuestro planes y lamentablemente no podíamos ir a los dos lugares (por un tema de que era ir y volver muchos kms). Entonces tuvimos que decidir y ganó el Dique.

Así que nos preparamos para pasar un fin de semana allí. Llegamos sanos y a salvos, lo escribo así porque la ruta al llegar al dique fue tremenda. No, no había mal clima al contrario. Pero era la primera vez que Ale manejaba en una ruta en bajada pronunciada y con curvas súper cerradas.

Llegamos tarde y el camping fue el único lugar donde nos dejaron estacionarnos. Era viernes por la noche, previo a un fin de semana largo. Ahí estuvo el problema: durante el sábado a la tarde y el domingo el camping se llenó de gente y desde temprano empezaba la guerra por quien ponía la música más fuerte y la paz del lugar se termino.

Mucho no aguantamos y nos fuimos rumbo a la estación de servicios de Garayalde a pasar la noche previo a transitar por la ruta de ripio 31 unos 80kms.

A la mañana siguiente seguimos ruta hacia el próximo destino: Comodoro Rivadavia.

De esta ciudad no tenemos mucho para decir porque nuestra estadía no supero la media hora. ¿El motivo? No nos dejaban estacionar dentro de la ciudad, menos pernoctar y tampoco podíamos vender en la vía publica sumando que todos hablaban de la terrible inseguridad (peor que la de Bs As), así que decidimos ir hacia donde no teníamos pensado pero que nos venían diciendo que fuéramos.

Rada Tilly

Cuando llegamos a la ciudad y hablamos con la gente de tránsito para que nos autoricen a estacionar y en donde, nos dimos cuenta que lo que había pasado un rato antes era positivo porque llegamos a una ciudad que nos abrió los brazos y nos trató excelente.

Estacionamos otra vez frente al mar y el clima nos acompañó, salvo por el último día, pero estuvo bien, es una zona de vientos muy fuertes y durante 4 días el viento se devió.

Conocimos a Gabriela y Roberto que, junto a sus hijos Lucas y Martina, salieron con su motor home rumbo a Estados Unidos en el año 2011. Compartimos unos ricos mates y más rico estuvo el asado. Nos contaron sus experiencias y anécdotas del viaje, todo lo vamos recordando para cuando vivamos nuestra propia experiencia por esos países. Junto a ellos aprendimos muchísimo.

Un parentesis para la alegría de Ale. Sufrió dos horas, solo, frente al mar escuchando como su Velez Sarsfield ganaba el campeonato y lo gracioso que fue verlo desde afuera puteando, gritando, golpeando el techo, festejando. ¡¡El público pedía verlo tirarse al mar para celebrar!!

 

Luego de casi una semana muy productiva, nos fuimos rumbo a Caleta Olivia donde solo estuvimos unas horas, pasamos a buscar una encomienda desde Bs As, hicimos noche y al otro día rumbo a Puerto San Julián.

Llegamos a las 8 de la noche y nos fuimos a la oficina de turismo para averiguar qué podíamos visitar en nuestra estadía. Si bien el señor nos explicó muy bien y con mucho entusiasmo lo que había para conocer, decidimos hacer un par de cosas dentro de la ciudad ya que visitar playas luego de varios kilómetros al lado del Mar Argentino, ya no nos llamaba la atención.

Otra ciudad que visitamos fue Cmte. Luis Piedra Buena, una ciudad muy pintoresca ya que realizan un homenaje a Patoruzu (historieta/comic argentino) y por todas las calles se puede ver imágenes de los protagonistas de la historieta.

Allí nos encontramos con los chicos de Rodando Viajando que salieron de México en su combi “La Generala” y llegaron a Ushuaia. Nosotros los cruzamos cuando están de vuelta a México. Fue muy lindo escuchar sus experiencias e historias y compartir las nuestras también.

Luego conocimos la furia del viento en plena Ruta 3 yendo a Rio Gallegos con ráfagas de 100km/h. Tuvimos que parar en el paraje Le Marchand a esperar a que el viento nos deje seguir ruta. Solo basto parar una noche allí, al otro día el viento nos dejó seguir viaje, él sabrá muy bien por qué y nosotros ya no cuestionamos.

En Rio Gallegos nos recibieron Miriam y Raúl que nos ayudaron en los días que estuvimos haciendo todos los trámites para que nos dejen ingresar a Chile y llegar a la Isla de Tierra del Fuego. Nos mimaron muchísimo, mas bien nos malcriaron.

En la próxima publicación vendrá la llegada al fin del mundo, Ushuaia, nuestro primer objetivo.

¿Te gusta viajar?

Unite a nuestra lista de correo para recibir información útil para viajar

¡Ya estás dentro de nuestra lista de correo!

Pin It on Pinterest

Share This
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad