Sabíamos que en Mendoza nos estaban esperando Mey y Javi. La última vez que nos vimos fue cuando nos conocimos en junio del 2013. Nuestro paso por su casa duro apenas horas porque nosotros estábamos con la cabeza en llegar a San Juan lo antes posible para poder reparar el motor de El Forastero. Aquella vez les aseguramos que, al volver a salir a las rutas, luego de una visita “breve” que pensábamos hacer en Buenos Aires (la cual duró un año y tres meses y derivó en dejar el motor home y viajar en bicicleta) volveríamos para tener más tiempo de conocernos y compartir el sueño de viajar.

Mendoza

Foto con Javi en junio 2013. Mey estaba trabajando.

 

Los chicos nos recibieron de mil maravillas. Enseguida, toda esa amistad que se desarrolló a lo largo de meses (yo creo fueron como casi tres años porque nos contactaron a penas salimos a viajar) se traslado a lo real. Ellos están por salir a vivir su sueño. En febrero comenzará su viaje que los llevará desde Mendoza hasta México, ida y vuelta, en un Jeep Daktari modelo 72 e irán contando sus experiencias en su sitio: Soñé que Viajaba.

Por las Rutas del Mundo en Bici-Mendoza

Llegamos a una semana de que sean las fiestas (Navidad y Año Nuevo) y aceptamos la invitación de pasarlas con ellos y en familia. Es decir, ya teníamos por lo menos 2 semanas de estar quietos en un lugar. Pero no era algo que nos molestara.

Día a día fuimos conociendo a la familia de ambos. Todas personas maravillosas que nos recibían con los brazos abiertos y que nos hacían miles de preguntas, esas mismas que Javi y Mey escucharán al llegar a cada casa en Latinoamérica.

 

Por las Rutas del Mundo en Bici - Mendoza

Javi y Mey hicieron unas tombolas/bingo para recaudar dinero.

Por las Rutas del Mundo en Bici - Mendoza

Ale haciendo lo que más le gusta.  😛 

Yo creo que las personas somos espejos y que al interactuar con otros nos reflejamos. Lo bueno y malo que podemos captar es porque nos vemos en ellos de alguna manera. Y es importante aceptarlo para poder aprovechar cada momento de aprendizaje que nos da el relacionarnos con otros. Este viaje me da la posibilidad de estar todo el tiempo replanteandome: mis ideales, mis miedos, lo que me gusta, lo que no me gusta, cómo debo actuar frente a determinadas situaciones, etc.

Con Ale escuchábamos los miedos y dudas de Javi y Mey y nos sentíamos tan identificados. Nos hicieron revivir los momentos previos a nuestro primer viaje. Por más que nosotros les contaramos una y otra vez anécdotas, no había forma de calmarlos o tranquilizarlos. ¡Y está bien que así sea! Cada uno debe experimentar su viaje, aprender, conocer, cambiar. Un mismo viaje no es igual para todos, incluso en una pareja. Lo he dicho muchas veces, viajando y experimentando lo mismo con Ale, son diferentes las apreciaciones que cada uno sintió.

Por las Rutas del Mundo en Bici- Mendoza

En Mendoza nos volvimos a encontrar con Andrea y Martín.

Por las Rutas del Mundo en Bici-Mendoza

También nos reencontramos con None de Mundeando por el Mundo

 

¿Argentina o Chile?

En los días que estuvimos, empezamos a diagramar cuál sería nuestro próximo camino. ¿La ruta famosa y mística ruta 40 por Argentina o cruzamos a Chile? Y si bien, seguir por nuestro país nos llamaba mucho la atención, el desafío (y mis miedos) de hacerlo del otro lado de la cordillera era mayor.

Un día me pregunté: “¿Por qué no? ¿Por qué yo no podría cruzar la Cordillera de Los Andes?”

Y así comenzaron nuestros preparativos para seguir el viaje por Chile.

Lo que me terminó de convencer fue el encuentro con Ester y Gonzalo en el centro de Mendoza. Ella es de Chile y el de Uruguay. Ambos habían llegado ese día a la ciudad para comenzar su viaje. Tenían planeado cruzar la Cordillera hasta Santiago, donde esta la familia de Ester, y luego seguir hacia el sur en un viaje que durará unos seis meses.

Gonzalo ya había hecho ese trayecto, así que incluso nos motivó para que lleguemos hasta el Cristo Redentor. Algo que Ale me insistía y yo que le tenía tanto miedo. Pero luego de charlar con ellos, volví a hacerme la misma pregunta: ¿Por qué no? Y ahí ya no había vuelta atrás.

10933858_10204607857814850_1252664095759584439_n

 

Alternativas para viajar en bicicleta con Pioja y Pumba

Otra decisión que tomamos fue cambiar la forma de viajar de Pioja y Pumba. Hasta Mendoza cada una viajó en un canasto anclado al manubrio. Viajaban tranquilas (y hasta felices como se puede ver en el vídeo de Pioja) pero también había momentos que, sea Pioja o sea Pumba la que viajase en la bicicleta que iba detrás (casi siempre la mía) se ponía molesta y lloraba.

“¿Qué les pasaba? ¿Si viajaban en la bici de adelante, viajaban tranquilas y si no se ponían molestar?” Estuvimos buscando los motivos hasta que nos dimos cuenta que dejaban de llorisquear cuando nos juntábamos los cuatro.

“¿Será que se extrañan?” Así que buscamos las alternativas y la que más nos convenció fue que viajen juntas en un canasto más grande en la parte trasera de la bici de Ale.

Lo primero que teníamos que hacer era el trámite del SENASA para que Pioja y Pumba puedan cruzar de frontera. No es la primera vez que lo íbamos a hacer, ya hemos pasado cuatro veces de Argentina a Chile y viceversa. Sabemos bien que es lo que piden y que es lo que se precisa. Tal como lo contamos en nuestra guía para viajar con tu mascota. Pero cuando llegamos a la oficina de Mendoza nos encontramos con un cartel que decía que por trámite se deben abonar $278.

–          “¿QUEEÉ? ¿Cómo puede ser si en junio 2013 valía $21? ¿Cuánta inflación hubo?

Rápidamente entre desde el celular a la página web del Senasa y leí que el tramite cuesta $32. Si, 246 de diferencia. Preguntamos el motivo del aumento y solo nos contestaron “acá cuesta eso”.

No nos quedamos contentos con esa respuesta pero como era la última semana del año decidimos que no era el mejor momento para ponerse a discutir. La sala de espera estaba repleta de personas, todas haciendo el trámite a último momento.

20150105_112321

Llegamos a la casa de los chicos y envíe un mail a Senasa en Buenos Aires. Realmente quería saber si el precio del sitio web era el correcto o el que cobran en la oficina de Mendoza. A la hora me respondieron que lo correspondía es el valor del sitio web y que consulte si el precio extra es por servicios requeridos, es decir, tramite urgente o fuera de horario.

A la otra semana, ya más tranquilos ellos por no tener tantas personas para hacer el trámite, me presenté nuevamente. Cuando le consulté y comente sobre mi comunicación con Buenos Aires me dijeron, nuevamente, que ellos cobran ese precio, que cualquier inconveniente me comunique con el director zonal que se encuentra en San Juan.

¿Qué creen que hice? ¡Obvio! Salí y llamé por teléfono. Resumiendo. En Mendoza cobran ese extra porque consideran que hacer el trámite en el día es urgente. Puede que sí, pasa que en las oficinas de Rio Gallegos y Junín de los Andes no es así, pero cada oficina con sus reglas. ¿No?

Le comente a las chicas que atendían que yo no necesitaba el trámite en el día, que podía esperar 24 o 48 horas a que me lo entreguen pero al precio de $32 cada uno. Asombrada me quedé cuando me dijeron que no se podía. Es decir, te obligan a pagar ese sobreprecio.

Pedí hablar con el jefe, el cual solo me contesto por teléfono y le expliqué cómo funcionan las otras oficinas del Senasa y que no es correcto que arbitrariamente obliguen a pagar los servicios requeridos que uno no requiere.

Una vez que lo hice entrar en razón, se dio cuenta que no estaban actuando correctamente y me dijo que si yo esperaba 72 horas hábiles, el permiso me saldría $32 cada uno.

Actualización abril 2015:  Aprovechando la estadía en Buenos Aires fui a la sede del SENASA en Buenos Aires a contar en persona lo ocurrido y que me indiquen si estaba, o no, en lo correcto.

Allí me indicaron que, efectivamente, el trámite simple cuesta $32 cada uno. Simple significa que, en la mayoría de los casos, te entreguen los certificados con una demora entre 24 y 48 hábiles.

Para tenerlo en el momento, se cobra un “servicio requerido” y el mismo cuesta $254. Esto esta en las resoluciones que figuran en la página web del SENASA.

Lo que hacen algunas sedes (porque no solo en Mendoza sucede, consulte en varias y lamentablemente es una práctica horrible y frecuente) es decir que no es posible hacerlo de un día para otro, que solo trabajan con “certificados del día”.

Nunca, pero nunca, pueden negarte a hacer el trámite simple y cobrarte el valor mínimo. Inclusive cuando esto represente que te queden menos días para llegar y cruzar la frontera. ¿Por qué? Los 10 días de vigencia se empiezan a contar desde la fecha en que fue emitido el certificado de buena salud por el veterinario.

Ejemplo: Haces el certificado con el veterinario el 24/04/2015, independientemente de cuando hagas el tramite en el SENASA (si ese mismo día o días después) podrás cruzar al otro país hasta el 03/05/2015.

 

 

guia para viajar con tu mascota o como viajamos nosotros con las perras

 

Que nos dijeran que el trámite lo podíamos retirar el 12 de enero hizo que todos nuestros preparativos  estén sujetos a ese día. De hecho, ese lunes dejamos la casa de Javi y Mey y nos fuimos al centro a buscar el dichoso y famoso papel. De ahí, seguiríamos hasta Lujan de Cuyo para pasar la noche en la casa de Gerardo y Liliana, padres de Mey.

Estábamos emocionados. ¡Otra vez en la ruta y yendo tras el desafío de cruzar la cordillera de Los Andes en bicicleta! Pero a los pocos kilómetros nos dimos cuenta, o mejor dicho, me di cuenta de un error que cometí: no escuchar a quienes me dijeron que durante la estadía en Mendoza siguiera entrenando y, sobretodo, en altura para acostumbrarme.

Pero a pesar del cansancio, llegamos. Sabíamos que Javi y Mey vendrían más tarde para despedirnos, no definitivamente, porque sabemos que en alguna ruta de América, sea yendo o volviendo, nos vamos a volver a cruzar.

Por las Rutas del Mund en Bici - Mendoza

Al otro día nos despedimos de Liliana y comenzamos a pedalear. Hacia mucho calor, como todos los días que estuvimos en Mendoza. Nunca nos imaginamos que pasaría uno de los peores miedos que teníamos antes de salir.

[SIGUE EL RELATO EN LA PRÓXIMA PUBLICACIÓN]

Si queres enterarte antes que todos cuan publiquemos el próximo relato, suscribite al newsletter de Por las Rutas del Mundo. Lo puedes hacer en el recuadro que está arriba a la derecha, abajo de esta publicación o si te aparece un cartel abajo a la derecha. Solo enviamos información nuestra.  😀