Las carpas tipo iglu son las más elegidas por las personas, ya sea para ir de camping un fin de semana, viajar de mochilero, en bicicleta o en moto, entre otros tipos de viajes. Es que hay tantos modelos que casi me animo a decir que hay una para cada viaje. Y es por eso que en esta publicación encontrarás información útil que te guiará en cómo elegir y comprar una carpa iglu.

Los meses anteriores a comenzar nuestro primer viaje en bicicleta, Ale se pasó horas leyendo, viendo videos y comparando marcas, modelos y precios de diferentes tipos de carpas iglu. Yo creía que la diferencia entre una carpa y otra era la capacidad, los colores. Pensaba que el peso de las carpas solo se relacionaba con la cantidad de personas que podían dormir dentro. ¡Qué equivocaba estaba!

 

Gracias a que Ale aprendió sobre las características de las carpas, hicimos una excelente compra. Después de cinco años y dos grandes viajes en bicicleta y varias escapadas de fin de semana, lo único que tuvimos que reparar fueron los cierres. Pero no nos podemos quejar: sorportó grandes tormentas, armar y desarmarla casi todos los días por varios meses, dos perras inquietas.

En esta publicación vas a leer sobre cada una de las características de las carpas iglu y de la importancia de cada una para que a la hora de comprarla, elijas la que mejor se adapte a tu viaje.

¿Qué tener en cuenta a la hora de elegir una carpa iglú?

 

Capacidad y dimensiones

Esto puede parecerte algo básico: “hay carpas para 1, 2, 3, 4 o más personas”. Y sí, es así. Pero lo que quizás no tenías en cuenta es que no hay un estándar para las medidas de las carpas. ¿Qué quiero decir? Que dependiendo de la marca van a ser las medidas de la carpa para dos personas. Por ejemplo:

  • Opción A: 2mts por 1,30 mts por 1,10mts de alto
  • Opción B: 2mts por 1,10 mts por 0,90cm de alto
  • Opción C: 2mts por 1,50mts por 1 metro de alto

Uno de los lados mide al menos dos metros, eso sí. Pensá que los aislantes, colchonetas y bolsas de dormir para personas adultas tiene 1,90mts y quedan esos 10 centímetros para poner los zapatos, en otras cosas.

¿Por qué es importante tener en cuenta las medidas de la carpa?

Quizás si la vas a usar para ir de camping, en auto y unas dos o tres noches como mucho no necesites que la carpa sea cómoda y espaciosa. La ropa y cosas que lleves de camping las dejás dentro del vehículo. Pero si viajás de mochilero o en bicicleta o moto y, no solo tenés que guardar tus objetos dentro sino que además le vas a dar un uso intensivo, el tema de tener espacio a los costados lo vas a valorar muchísimo. Sobre todo en días de lluvias o descanso, en serio.

 

Peso

Dependiendo del viaje que hagas es el peso que debés considerar. Si es para viajar en un vehículo a motor, que llegás, la bajás y armás (es decir, no la llevas sobre tus hombros parte del día hasta encontrar dónde dormir) el peso no va a ser un factor importante. Podés elegir una carpa que pese más de tres kilos.

Ahora, si vas a viajar de mochilero o en bicicleta, de seguro  vas a optar por las más livianas y que pesen menos de tres kilos. Incluso hasta existen las que pesan menos de un kilo (ultraligeras pero que no son iglú y están destinadas para las personas que hacen trekking porque se usan los bastones como varillas).

Lo que hace pesada a una carpa, entre otras cosas, son las varillas y las estacas.

 

En una carpa iglú para dos personas entrábamos dos personas y dos perras y quedaba espacio para las alforjas al costado. Todo bien menos los días de lluvia.

 

Varillas

Las varillas o parantes son las encargadas de darle estructura y sostener la carpa. Lo que nos importa de las varillas de una carpa es que sean resistentes al viento y a las roturas en sí. Y, dependiendo del tipo de viaje, que sean livianas. Bueno, no es fácil encontrar esa combinación en una sola carpa y que además sea económica.

Hay diferentes tipos de varillas:

  • Varillas de aluminio o duraluminio: este material es resistente al viento e incluso a bajas temperaturas pero encarecen la carpa. Por eso, por lo general, las carpas que son de alta montaña tienen este tipo de varillas. Otra ventaja es que son más fácil de reparar y tienen mayor durabilidad.
  • Varillas de fibra de vidrio: la mayoría de las carpas iglús de tres estaciones (más abajo explico) tienen varillas con este material. Son livianas, flexibles y resisten vientos y lluvias (no tan fuertes como las de alta montaña). Y son económicas (por eso se rompen más fácil), incluso para tener una varilla extra en caso que se te rompa una durante el viaje porque eso sí, la desventaja es que si se rompe, casi seguro no tenga arreglo.

 

Estacas

Las estacas se usan para sujetar la carpa al suelo y los “vientos” o “tensores” del sobre techo. Pueden ser de aluminio, que las hace más livianas o de acero que las hace más pesadas.

Consejos de uso

  • Las estacas se clavan a 45 grados en el suelo.
  • No dejes que las estacas sobre salgan del suelo porque puede provocar heridas cortantes o tropezarte.
  • Cuando desarmes la carpa, a medida que vayas quitando los vientos también quitá las estacas. Eso de “después las agarro todas juntas” suele ser un dolor de cabeza porque no siempre quedan bien visibles.
  • Para que no te suceda lo anterior, colocales alguna cinta de color rojo o pintar la parte que sobre sale del suelo con esmalte rojo (digo rojo para que se nota frente al marrón o verde del piso).
  • Si podés tener dos o tres de repuesto, es ideal. Muchas veces nos encontramos estacas enterradas que se olvidaron y las guardamos para tener extras.

 

 

Estaciones

Las carpas se diferencian entre ser de “tres estaciones” o de “cuatro estaciones”. Las carpas de “tres estaciones” son las que están diseñadas para usarse en otoño, primavera y verano. Las de “cuatro estaciones”, como dice su nombre, son para el invierno también.

No es que si tenés una carpa de tres estaciones no podés usarla en invierno. La diferencia está en la estructura de la carpa que hará que puedas soportar bajas temperaturas. Más diferencias:

Carpa de “tres estaciones”

  • Tienen dos piezas: estructura y el sobre techo
  • En la mayoría de los modelos, si el clima es muy caluroso, se puede usar la estructura sin el sobre techo. E incluso, en la mayoría, podés utilizar solo el sobre techo a modo de toldo.
  • Paredes de la carpa con grandes mallas que permiten que circule el aire (por eso son más frescas)
  • Diseño simple de dos varillas cruzadas

 

Carpa de “cuatro estaciones”

  • Por lo general tienen una sola estructura.
  • No tienen en las paredes grandes espacios de malla por donde circule el aire.
  • El sobre techo suele llegar hasta el piso.
  • Tiene más puntos de anclajes, lo que la hace más resistentes a grandes vientos.
  • Los materiales suelen más técnicos y de mejor calidad. Sobre todo las que son para alta montaña (ojo porque no todas son idóneas para alta montaña o expediciones).
  • Son más caras que las de “tres estaciones” porque tienen materiales más técnicos.

 

 

Si vas a hacer un viaje que incluya todos los climas, tené en cuenta que la carpa de cuatro estaciones es muy buena para los climas fríos pero muy calurosa para las altas temperaturas. Evalúa cuántos días vas a estar en climas fríos y que temperatura aproximadamente va a hacer.

En nuestra experiencia, con una carpa de tres estaciones en temperaturas frías (¡y vayan que lo fueron porque hasta se congelaba el agua del platito de las perras!) es que no lo sufrimos. Pero, era una carpa para dos personas y dentro había, además, dos perras. Y, teníamos aislantes más colchoneta más una bolsa de dormir con una temperatura extrema de -12°C (esto está explicado en otro post).

 

Estructura

Hay varias cosas que se deben tener en cuenta a la hora de evaluar la calidad de una carpa.

Tipo de telas de las paredes

Si la tela es de algodón va a ser fresca y no va a condesar pero es pesada y si no la guardas bien seca, se pudre. Además de que tenés que usarla con el sobre techo sí o sí por el tema de que no se humedezca con el rocío.

La tela de poliéster es liviana, no absorve agua y tiene una buena resistencia a los desgarros y rayos solares pero la desventaja es que es poco elástica. Se suele usar más en el sobre techo con un recubrimiento de poliuretánico para darle impermeabilización.

El Nylon Poliamida también es una tela liviana y tiene buena resistencia a los desgarros porque es elástica. Además, no se pudre. La desventaja es que no protege de los rayos solares. Por eso se usa en la estructura de la carpa, porque con el sobre techo sí te protegés.

Lo que creemos que es importante es que la tela tenga el agregado de ripstop (un tejido antidesgarro con hilos más gruesos). Esto significa que si, por ejemplo, una rama o piedra o alguna espina rompe un punto de la tela, no se va a seguir desgarrando.

 

 

Entradas, cierres y otras cuestiones

Con respecto si la carpa cuenta con una o dos entradas, eso es a gusto de cada persona. En nuestra experiencia, lo bueno de tener dos entradas fue que el sobre techo tenía dos abside así que podíamos poner ahí las alforjas y cosas que no queríamos entrar a la carpa. La otra ventaja fue que cuando se nos rompió un cierre no fue mayor problema porque teníamos la otra entrada.

Siguiendo con lo último, lo ideal es que los cierres sean reforzados y que los pasadores no sean de plásticos. De la experiencia de que se nos rompieron los de nuestra carpa, es que además sumamos el consejo de que tenga dos pasadores en los cierres de las entradas. Cuando la reparemos, le hicimos colocar dos pasadores en cada cierre.

Por último, algo importante es que dentro de la carpa haya bolsillos para guardar los objetos. Sobre todo esos que pueden romper la carpa como una lapicera (100% basado en mi experiencia)

Si además, la carpa tiene un ojal en el centro del techo para colgar un farol… ¡bingo!

 

El suelo de la carpa

Es importante la tela con la que está hecho el piso. Por lo general, suelen ser de poliéster o polietileno de alta densidad. Además de impermeabilidad es más resistente a los diferentes terrenos sobre la cual se apoya. Si la tela del suelo es de raffia no va a ser buena la impermeabilidad.

De todas formas, se aconseja que para cuidar el piso de la carpa se anteponga lo que se conoce como “huella de carpa”. Normalmente no viene con la carpa, la tenés que comprar aparte. La ventaja es que cuidás el suelo de posible roturas y la protegés de la humedad.

 

El sobre techo

 

Tela del sobre techo

Por lo general, el sobre techo de las carpas suele ser de Nylon o Poliéster . A su vez, para mejorar la tela, suelen tener revistimentos que mejoran la impermeabilidad y flexibilidad además de agregar protección de rayos UV. Pueden ser recubrimiento de Silicona o de Poliuterano. El recubrimiento de PVC se encuentra en las carpas de menor calidad y las desventajas es que hace más pesada la tela y puede resquebrajarse con el frío.

 

Impermeabilidad (columnas de agua)

La impermeabilidad de los materiales se mide en columnas de agua (mmH2O). Es decir, cuánta presión el agua puede ejercer sobre la tela hasta que empiece a filtrar. Para que tengas una idea, una paraguas tiene una impermeabilidad de 420mm y hay carpas que tienen más de 5.000mm de impermeabilidad (hasta 10.000mm). A tener en cuenta que a mayor impermeabilidad, mayor el precio.

Además de las columnas de agua, lo importante es que las costuras estén termoselladas porque es la parte más crítica por donde puede entrar agua. Además, si las costuras son dobles tendrá mayor resistencia.

 

Colores

Otra cosa importante es el color del sobre techo. Porque los colores que tienen los sobre techos no son cosas del azar. Los que son naranja y rojos se usan más cuando acampás en la montaña porque son visibles desde lejos. Esto no es una ventaja si vas a acampar libre y en lugares donde te gustaría no ser tan visible. Para eso están los sobre techos de color verde, marrón o azul.

 

Vientos o tensores

Los vientos o tensores son esas sogas que salen desde el sobre techo y que se usan para extender bien la tela de forma que no quede no se toque con la estructura. Esto es importante porque que no haya arrugas ni se apoye contra las paredes de la carpa nos protege de la lluvia y, en caso de vientos, es más resistente la estructura.

Los vientos se sujetan con las estacas clavadas al piso a 45 grados. Y se deben tener en cuenta las mismas sugerencias para evitar heridas y pérdidas.

Una recomendación: a los vientos, aproximadamente en la mitad, atales una bolsa o cinta que señalice que ahí están. Es muy normal, sobre todo en la noche, que te olvides que están y llevartelas puestas. Aumenta el riesgo con compañía infantil. El problema es que se puede romper la costura que los une al sobre techo. 

 

Conclusión

Como habrás leído, hay muchas cosas a tener en cuenta a la hora de elegir y comprar una carpa iglú. Apenas te pongas a buscar diferentes modelos en alguna página de compras online, vas a ver que no exageré cuando dije que hay tantas carpas como para diferentes viajes.

Las preguntas que debes responder para saber qué carpa iglú comprar son:

  • ¿Para qué tipo de viajes la vas a usar? ¿Para escapadas de fin de semana a campings privados, para vacaciones o para algún viaje más largo ya sea de mochilero o en bicicleta?
  • ¿En qué climas viajarás? ¿Vas a acampar sin importar si está lloviendo?
  • ¿Preferís que la carpa sea visible o que se pueda camuflar en el bosque por ejemplo?
  • Y por supuesto, ¿cuál es tu presupuesto? Porque vas a encontrar carpas tipo iglú desde los $1.000 argentinos ( 25 dólares o 30 euros) hasta $40.000 pesos (1.000 dólares o 1500 euros).

 

¿Cómo te fue a la hora de comprar una carpa tipo iglú?
¿Qué tuviste en cuenta y qué más agregarías a esta guía?
¡Tu experiencia es bienvenida!

¿Te gusta viajar?

Unite a nuestra lista de correo para recibir información útil para viajar

¡Ya estás dentro de nuestra lista de correo!

Pin It on Pinterest

Share This